Cada navarro tira a la basura 26 kilos de comida al año

Cada navarro tira a la basura 26 kilos de comida al año

consejos-desperdicio-cero-dietista-pamplona

Por Cristina Fernández Miqueleiz
Dietista-Nutricionista Colegiada nº NA 00003
Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Navarra

Con esta noticia nos sorprendían los medios de comunicación el día 6 de agosto y resaltan que primavera y verano son las épocas en las que más alimentos se desperdician en los hogares. Y es que el estudio muestra datos verdaderamente alarmantes.

Al hilo de esta comunicación adelantamos en una entrevista para Cadena COPE unos consejos para reducir al máximo el desperdicio alimentario. Para quien no pudo escucharla mostramos un resumen con las recomendaciones que podemos seguir:

  • Planificar el menú semanal dando prioridad a los alimentos perecederos que tenemos en la nevera (frutas, verduras, lácteos, carnes…). Así mismo habrá que ir dando salida a los alimentos que tenemos congelados o guardados en la despensa.
  • Teniendo como referencia el menú semanal conviene elaborar la lista de la compra y ajustarse a ella. De este modo evitaremos comprar alimentos por impulsos que en realidad no los vamos a consumir.
  • De cada alimento que aparece en nuestra lista hay que ajustarse a la cantidad que corresponde a cada ración (60-80g de arroz, pasta o legumbre, 125 g de carne o 150g de pescado). En función de los comensales calcularemos la cantidad necesaria.
  • En caso de que sobre comida elaborada debemos enfriarla rápidamente para guardarla en la nevera o en el congelador. De lo contrario las altas temperaturas del verano pueden estropear una comida que estaba en buen estado.
  • El orden de la nevera y una rotación adecuada de los alimentos es fundamental para consumir primero lo que está próximo a caducar.
  • No dejarse llevar por las ofertas o bajadas de precio sin antes mirar la fecha de caducidad y pensar si en realidad necesitamos ese producto o es un mero capricho.
  • Todas aquellas personas que tiene su propio huerto deben aprovechar el excedente de verduras para hacer diferentes elaboraciones y romper con la monotonía de comer los alimentos siempre de la misma forma. Así, por ejemplo, podemos emplear el calabacín para elaborar pisto de verduras, crema de calabacín, purés de verduras, calabacínes rellenas, ruedas de calabacín a la plancha o a la brasa, tortilla de calabacín…
Call Now Button