Compensar los excesos después de las fiestas de San Fermín

Compensar los excesos después de las fiestas de San Fermín

compensar-los-excesos-después-de-san-fermin-cristina-dietista-pamplona

Por Cristina Fernández Miqueleiz
Dietista-Nutricionista Colegiada nº NA 00003
Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Navarra

Estos consejos sirven para aquellas personas que quieran cuidar su línea y su salud. Porque nuestro organismo en estas fechas se ve muy resentido después de tantos excesos. El hígado, el estómago y el intestino sufren mucho y necesitan una tregua. Por este motivo TODOS tenemos que cuidar la alimentación, no solo quienes quieren perder peso.

Lo primero que debemos hacer es dejar los remordimientos de todo lo que hemos comido y bebido estos días de excesos y ponernos las pilas ya con ejercicio físico y una dieta adecuada.

Y no solo por bajar los kilos que hayamos ganado sino por cuidar nuestro estómago, regular el tránsito intestinal y depurar el organismo.

Tenemos que olvidarnos de dietas estrictas y milagrosas que prometen una pérdida excesiva de peso en muy poco tiempo, porque esto no es bueno para la salud. La pérdida de peso que se recomienda es entre ½ kg y 1 kg a la semana y debe ser exclusivamente en forma de grasa porque si perdemos masa muscular o líquidos será un fracaso total.

Mi consejo es que las personas acudan a un dietista-nutricionista. No debemos olvidar que cada persona tiene sus particularidades y es preciso que un profesional cualificado nos oriente en estos temas.

Claves para depurar el organismo después de las fiestas

Para limpiar a fondo el organismo yo siempre recomiendo una dieta depurativa. Para ello, no es necesario comer todos los días caldos, verdura cocida y pescado a la plancha, sino que se puede depurar el organismo comiendo variado y en cantidades moderadas.

  1. Tomar abundantes líquidos:
    – Entre 6 y 8 vasos de agua, mejor fuera de las comidas.
    – Batidos de frutas, gazpachos, licuados caseros que durante el verano nos van a refrescar y a hidratar bien.
  2. Tomar 3 piezas de fruta diarias ahora que tenemos tantísima variedad de frutas.
  3. Al menos 2 raciones de verduras al día, una de ellas cruda, en forma de ensalada. Eso sí, moderar la cantidad de aceite que se añade para cocinar y para aliñar.
  4. No dejar de lado las legumbres en verano ya que tienen mucha fibra, ponerlas en forma de ensaladas o potajes más ligeros
  5. Cocinar con especias puede aliviar las molestias digestivas. Hinojo, laurel, orégano o tomillo en su justa medida, mejoran la digestión, eliminan los gases y favorecen la acción de los jugos gástricos.
  6. Hacer una planificación semanal de los menús para asegurar que nuestra dieta sea equilibrada. Y no dejar de lado alimentos básicos como el pan o los cereales .
  7. Practicar ejercicio de forma regular y al aire libre a ser posible.
Call Now Button