Las virtudes del consumo de frutas y verduras

Es bien sabido por todos los beneficios que nos ofrece el consumo diario de frutas y verduras. Su elevado porcentaje de agua, la fibra, así como las vitaminas y sustancias minerales que contienen, las convierten en alimentos ideales en la prevención y el tratamiento de numerosas enfermedades.

Es cierto que no hay que obviar el aporte de azúcares -fructosa- en el caso de las frutas, lo cual hace que su consumo recomendado esté limitado a 3 raciones diarias. Son además la principal fuente de vitamina C de nuestra dieta y para alcanzar los requerimientos diarios de este nutriente conviene que al menos una de las 3 frutas diarias sea un cítrico como naranja, kiwi o mandarinas. Cabe resaltar también los beneficios de la fruta fresca con piel frente a zumos, donde la fibra se reduce notablemente y aumenta la concentración de azúcares. Debido a esto y al mayor poder de saciedad de la fruta en su forma natural, se recomienda dar prioridad siempre a la fruta entera.

En el caso de las verduras su consumo recomendado es de 2 raciones diarias de manera que pueden incluirse formando parte del primer plato, como guarnición o en plato combinado. Para mantener una mayor concentración de vitaminas conviene cocinarlas al vapor o en caso de utilizar la cocción tradicional reducir al máximo la cantidad de agua y el tiempo de cocción. Y cómo no, emplear el caldo de verduras para elaborar diversas preparaciones como sopas, purés o incluso arroces.

Su poder antioxidante convierte a frutas y verduras en el pilar básico de la dieta mediterránea. Además, nos ofrecen una gran versatilidad ya que pueden estar presentes en todas las comidas del día. Las hay para todos los gustos gracias a su amplia gama de sabores y texturas diferentes por lo que se recomienda variarlas al máximo. Un tesoro que nos ofrece la naturaleza y que nos permite comer en su estado natural o cocinadas al vapor, al horno, al wok o a la plancha. Esto nos brinda la posibilidad de sacar el máximo partido a todos y cada uno de estos vegetales, especialmente si se consumen en temporada.

En definitiva, las frutas y verduras convierten a nuestros platos en una auténtica explosión de color y sabor y en un manjar para paladares que saben apreciar la calidad de los maravillosos productos de nuestra tierra.

 

Por Cristina Fernández Miqueleiz
Dietista-Nutricionista NA-00003
Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Navarra.