La dieta de la alcachofa

dieta-alcachofa-dietista-pamplona

Por Cristina Fernández Miqueleiz
Dietista-Nutricionista Colegiada nº NA 00003
Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Navarra

¿Quién no ha oído hablar en alguna ocasión de la dieta de la alcachofa? Y es así porque en el mundo de las dietas milagro quizás sea la de la alcachofa una de las dietas más conocidas. Al hablar de la dieta de la alcachofa muchas personas la relacionan con una dieta depurativa para el organismo que resulta totalmente eficaz para perder esos kilos que sobran. Lo que puede que no sepamos es en qué consiste exactamente esta dieta y cuales son las repercusiones que tiene para la salud de quienes la siguen.

¿En qué consiste la dieta de la alcachofa?

Cinco ingestas diarias a base de alcachofas y abundante agua durante 3 días consecutivos aseguran la pérdida de un kilo diario. Los días posteriores se pueden incorporar otros alimentos a la dieta y acompañarla de preparados comerciales. Esta dieta fomenta el consumo de alcachofa, alimento que da nombre a la dieta y al que se le atribuyen un sin fin de propiedades beneficiosas entre las que destaca su acción diurética e hipocolesterolemiante y que favorece la digestión de las grasas. Además de incluir la alcachofa como tal, la dieta permite el consumo de preparados que incluyen extracto de este alimento en forma de comprimidos, cápsulas, jugos, gotas o ampollas. Unido a todo esto, se recomienda una ingesta elevada de agua para potenciar la acción diurética. La dieta de la alcachofa es una más en la lista de las dietas milagro que se clasifica dentro del grupo de las monodietas, donde se incluye también la conocida dieta del espárrago o la del pomelo.

Su aporte energético es inferior a lo que se recomienda saludable para una dieta de adelgazamiento por lo que es evidente la pérdida de peso. Y es que no todas las personas han de tomar las mismas calorías para bajar de peso ya que se han de contemplar aspectos como la actividad física, la edad o el peso de la persona. Además no tiene en cuenta los hábitos alimentarios de la persona ni las calorías que ingiere cada día, por lo que no se trata de una dieta personalizada. La dieta de la alcachofa, como el resto de las dietas milagro, carece de rigor científico.

Repercusiones para la salud de la dieta de la alcachofa

¿Ventajas de seguir la dieta de la alcachofa? Ninguna. ¿Inconvenientes? Muchos, que serán más o menos graves para la salud en función de la duración de la dieta o del estado de salud previo de la persona. Y es que por desgracia a muchas personas les atraen este tipo de dietas, más aún en esta época del año, después de cometer los tan habituales excesos navideños.

A pesar de los múltiples beneficios de esta verdura, la dieta de la alcachofa no es equilibrada puesto que no aporta las cantidades de nutrientes que el organismo necesita para mantenerse sano. Debido a esto, si se mantiene durante mucho tiempo esta dieta puede resultar peligrosa para la salud. Puede producir alteraciones digestivas y psíquicas, ya que impide al organismo funcionar correctamente.

Problemas gastrointestinales, mareos, fragilidad de las uñas y del cabello, contracturas musculares, ansiedad, insomnio, irritabilidad e incluso depresión son algunos de los problemas que puede provocar un seguimiento continuado de la dieta de la alcachofa. Además, seguir esta dieta acaba siendo aburrido y en algunos casos se coge aversión a la alcachofa por haber abusado de su consumo.

Las monodietas, que fomentan el consumo de un único alimento, confunden a la población ya que asignan propiedades adelgazantes a una serie de alimentos que dan lugar a estas dietas. Esto es totalmente contrario a lo que profesionales de la nutrición intentan difundir: no hay alimentos buenos ni malos, ni alimentos que engordan o que adelgazan, lo ideal es una combinación acertada de alimentos en función de los hábitos y el estado de salud de la persona.

El peso perdido con estas dietas suele ser en su mayoría agua, electrolitos y masa muscular. Esto se deriva en una mayor flacidez y pérdida de tono muscular. En menor medida se pierde grasa que es lo que realmente interesa en caso de sobrepeso u obesidad.

Lo que no podemos olvidar es que estas dietas en la mayoría de los casos se acompañan del efecto yo-yo, es decir que al abandonarlas se recuperan más kilos de los perdidos. El peso que se recupera es el resultado de una rehidratación de los tejidos y de un aumento de la ingesta calórica, unido a que nuestro organismo gasta menos debido a una serie de cambios en el metabolismo de la persona. El efecto yo-yo es en parte debido a que las dietas milagro no se acompañan de educación nutricional, es decir no se enseña a cambiar hábitos y por tanto es muy probable volver a comer como se hacía antes.

Dieta de adelgazamiento

Al margen de la dieta que lleva su nombre, la alcachofa es una exquisita verdura propia de los meses de invierno, con excepcionales propiedades saludables. Por lo que no hay mejor que esta época del año para disfrutar de su sabor y de sus propiedades. La alcachofa contiene una sustancia que es la responsable del sabor amargo, llamada cinarina, que estimula la secreción de bilis, hace que ésta sea más fluída y favorece la digestión de grasas. La inulina es otra sustancia que se encuentra en la alcachofa que también favorece la digestión. Es por tanto la alcachofa un alimento recomendado para los problemas del hígado y de la vesícula biliar. En cualquier caso se puede incluir la alcachofa como una verdura más dentro de una dieta equilibrada, donde la variedad de alimentos sea la nota predominante.

Propuesta saludable:

Desayuno:

  • Zumo de frutas natural o 1 fruta fresca.
  • Café con leche desnatada o semi o 2 yogures desnatados.
  • Pan tostado con una cucharadita de aceite de oliva.

Media mañana:

  • Pan con queso fresco.

Comida:

OPCION 1: 3 días a la semana

  • 1º plato: Verdura con patata.
  • 2º plato: Carne o pescado con guarnición.
  • Postre y pan: Fruta fresca y pan.

OPCION 2: 4 días a la semana

  • 1º plato: Ensalada.
  • 2º plato: Legumbre(2), arroz(1) o pasta(1) con verduritas y alimento proteico*.
  • Postre y pan: Fruta fresca y pan.

Merienda:

  • Infusión con leche desnatada y 1 fruta fresca.

Cena:

OPCION 1:

  • 1º plato: Sopa de verduras.
  • 2º plato: Ensalada completa de verduras y hortalizas con algún alimento proteico*.
  • Postre y pan: Yogur desnatado y pan.

OPCION 2:

  • 1º plato: Ensalada.
  • 2º plato: Pescado o tortilla o jamón o queso bajo en grasa.
  • Postre y pan: Yogur desnatado y pan.

*Alimento proteico: carne magra, pescado, huevo, queso bajo en grasa o jamón.


Adelgazar es perder peso pero también es perder el exceso de grasa del organismo; esto se ve reflejado no solo en la báscula sino en el volumen corporal que disminuye notablemente. Con sinceridad te recomendamos que la mejor forma de perder peso y volumen es seguir una dieta personalizada, equilibrada, con un bajo aporte de calorías y de grasas. Al mismo tiempo es necesario realizar ejercicio físico y adquirir unos hábitos alimentarios adecuados para que te ayuden a mantener el peso perdido.

La dieta de la alcachofa compromete la salud de quien la sigue porque tiene muchas carencias nutritivas. Si te importa tu salud, rechaza cualquier dieta que asegure perder peso rápido y sin esfuerzo.

Call Now Button