Salsas ligeras

salsas-ligeras-dietista-pamplona

Por Cristina Fernández Miqueleiz
Dietista-Nutricionista Colegiada nº NA 00003
Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Navarra

Salsa de setas o champiñones

Se pone en una cazuela al fuego un poco de aceite de oliva, ajo picado, cebolla en juliana y las setas cortadas a tiras. Cuando están listas, se añade leche desnatada y una loncha de queso fundido semidesnatado, sal y pimienta blanca o negra molida. Remover bien para que quede homogénea.

Salsa de pimiento

Freír en un poco de aceite un ajo (sin que se dore demasiado) y una rebanada de pan previamente humedecida con agua (absorbe menos aceite). Triturar el pan con el ajo, 2 ó 3 pimientos rojos asados (ó 1 verde) y sal. Diluir con agua o zumo de tomate si la salsa es de pimiento rojo y nos ha quedado demasiado espesa.

Salsa ligera para ensaladas

Separa la yema de la clara de 1 huevo; dispón la yema en un bol y añade una cucharada sopera de mostaza, sal y pimienta. Incorpora un poco de aceite de oliva, vertiéndolo muy despacio. Añade 150 gramos de queso blanco desnatado (tipo quarck) y después vinagre; rectifica de sal y pimienta. Si se añade a esta receta unos pepinillos o alcaparras y perejil picados, se obtiene una salsa estilo tártara.

Salsa de yogur

Dispón en una ensaladera un yogur natural, añade 75 g de queso fresco, una cucharada de mostaza, vinagre, sal y pimienta molida. Batir y remover hasta que quede homogéneo.

Call Now Button