Afrontar la lactancia con seguridad

Afrontar la lactancia con seguridad

afrontar-la-lactancia-con-seguridad-dietista-pamplona

Por Cristina Fernández Miqueleiz
Dietista-Nutricionista Colegiada nº NA 00003
Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Navarra

La lactancia es una etapa maravillosa en la vida de la mujer que ha decidido ser madre, sin embargo si no se logran vencer las dificultades puede resultar muy difícil de sobrellevar física y psicológicamente. La lactancia materna es una opción que muchas madres optan por ella, pero es cierto que, si por el motivo que sea, no se puede seguir adelante existen en el mercado leches artificiales con una composición excelente que cubre por completo las necesidades de nuestro bebé.

Si se decide dar pecho al bebé hay que tener en cuenta que puede no resultar una tarea fácil pero es muy enriquecedor para la madre poner todo el esfuerzo para intentar hacerlo bien.

Varios consejos

En primer lugar, debemos hacer caso omiso a todo tipo de comentarios de familiares y amig@s del tipo: “No mama bien”, “Está mal colocado”, “Ya no tienes leche”, “Se ha quedado con hambre”, “Está muy delgado”, “No gana peso”…  Escuchar este tipo de comentarios puede que no le afecte a la nueva mamá, sin embargo ese día que te encuentras más baja de ánimo y decaída nos puede llegar a deprimir en mayor o menor medida.

A todo esto hemos de añadir que las primeras semanas la madre se encuentra cansada, no duerme bien, se va recuperando del parto, se está regulando la subida de la leche… por lo que el pecho puede doler bastante más aún cuando el bebé está mamando.

Ante todo es imprescindible TENER MUCHA PACIENCIA Y MUCHA CALMA. Para tener paciencia lo más importante es estar tranquila y relajada en la medida de lo posible y evitar que el momento de poner al bebé en el pecho se espere con ansiedad y/o miedo.

Ya en el embarazo la mamá lee mucho y atiende los comentarios de otras personas con o sin experiencia en la maternidad. Esto hace que se escuchen en muchas ocasiones consejos contradictorios, incluso entre unos profesionales y otros. Por lo tanto, no queda más a opción que valorar cada situación con sentido común y que la madre o la pareja tomen la decisión que les parezca más acertada en cada caso.

Mientras se da de mamar…

Durante todo el tipo que el bebé está en el pecho de la madre debe estar en un ambiente tranquilo, por lo que se ha de buscar siempre un lugar calmado sin ruidos ni humos. Es este uno de los motivos por los que es preferible evitar las visitas mientras se da de mamar al bebé, bien sean amig@s o familiares. Aunque no lo parezca, los bebés notan el alboroto y se muestran más ansiosos, lo cual puede ser un motivo para que aparezcan los temidos cólicos. Habrá que tener mucho cuidado cuando el bebé no sea el único hijo de la pareja, ya que el otro niño puede complicar más este proceso por los celos que sufre hacia su hermano/a.

Al bebé se le puede DAR PECHO A DEMANDA, poner al bebé en el pecho no es malo. En muchas ocasiones es una opción para calmar el llanto del bebé.