Alimentarse de ‘tupper’

alimentarse-de-tupper-dietista-pamplona

Por Cristina Fernández Miqueleiz
Dietista-Nutricionista Colegiada nº NA 00003
Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Navarra

En ocasiones, nuestro ritmo de vida nos impide comer en casa, y una opción es comer de “tupper”. Ésta es una solución saludable, sencilla y económica.

Origen

Earl Silas Tupper, ingeniero químico norteamericano, creó Tupperware en 1946. La influencia de Tupperware fue tan importante que marcaría la revolución de los plásticos en la década de los cincuenta. Tupperware es una marca consolidada en el mundo comercial.

La fiambrera o “tupperware” (más conocido como “taper”) es un recipiente de plástico de cierre hermético que permite almacenar alimentos y/o transportar platos elaborados.

Comer fuera de casa

Los horarios de trabajo, unido a las grandes distancias entre el hogar y el lugar de trabajo, son dos factores que hacen que ir a comer a casa resulte imposible o, en ocasiones, estresante.

Existen diversas opciones para comer fuera de casa: restaurantes a la carta, menús del día, establecimientos de comida rápida, máquinas expendedoras…, o comer de “tupper”. Esta última, es una opción muy sencilla y económica, además de saludable.

Comer con frecuencia en restaurantes, resulta caro. Si a esto se le añade que dichos menús son más energéticos y menos saludables que si es casero, la solución es llevar la comida de casa.

Ventajas e inconvenientes del “tupper”

Comer de “tupper” es una opción muy sana porque se puede asegurar una variedad en los menús y garantizar una calidad higiénica óptima de los alimentos que se consumen. Puesto que los alimentos se compran en el supermercado, el precio resulta más asequible. Además, se pueden incluir todo tipo de comidas y salsas, ya que cuentan con un cierre hermético que evita que se derrame su contenido.

Se debe tener en cuenta que hay alimentos, según sean cocinados, que no resultan apetecibles una vez recalentados. Por ejemplo, un filete de ternera a la plancha puede resultar muy duro, pero el mismo filete rebozado, queda más jugoso y apetecible. Además, aquellos alimentos que no nos permite el “tupper”, se pueden consumir en la cena.

Un inconveniente suele ser la falta de tiempo para cocinar día a día. La solución está en cocinar el fin de semana y congelar la comida en raciones individuales.

En muchos casos resulta incómodo elaborar dos platos y transportarlos en envases diferentes. Por ello, está la opción del plato único.

Opciones de menús

Se pueden elaborar menús muy variados, porque todos los grupos de alimentos pueden ser consumidos en “tupper”. Pero la dieta además de variada debe ser equilibrada e incluir cada grupo de alimentos en las proporciones adecuadas. A continuación se presentan algunos platos de cada grupo de alimentos y su frecuencia de consumo recomendada. Aparecen platos para comer en caliente (C) y en frío (F), si no hay posibilidad de calentarlo en microondas.

Primeros platos

Verdura
2 rac/día
C Espinacas salteadas
Judías verdes con patata
Guisantes con jamón
F Espárragos con puerros
Ensalada de tomate – queso
Puding de verduras
Ensalada de judías verdes
Crema de zanahoria
Legumbre
2 rac/sem
C Alubias blancas con verdura
Puré de legumbre
F Ensalada de garbanzos
Salpicón de legumbre
Pasta
1 rac/sem
C Espirales salteadas con jamón
Sopa de pasta
Ravioli de atún
F Tallarines c/setas y gambas
Ensalada de pasta al queso
Arroz
1 rac/sem
C Arroz con verduras
Arrroz salteado con setas
F Arroz 3 delicias
Ensalada de arroz

Segundos platos

Pescado
3-4 rac/sem
C Merluza rebozada con limón
Salmón a la plancha
Lenguado en salsa verde
F Sardinas y mejillones
Ajoarriero
Carne
3-4 rac/sem
C Hamburguesa de ternera en salsa
Alitas de pollo al ajillo
Carne guisada con verduras
Escalope de pollo
Brocheta de carne
Derivados cárnicos C Rollitos de jamón y queso rebozados
Jamón serrano con tomate
F Pavo con tomate natural
Sandwich jamón – queso
Huevos
3-4 rac/sem
C Revuelto de ajos frescos
Tortilla de bacalao
F Huevos a la vinagreta
Tortilla de calabacín

Platos únicos

FRIOS CALIENTES
Ensalada marinera Menestra de verduras con carne
Ensalada de patata con atún y cebolla Marmitako
Espárragos con huevos a la vinagreta Tortilla campesina
Atún verdi-rojo (tomate natural, pimientos…) Rodaballo con verduritas en juliana
Ensalada de pasta con salmón y canónigos Macarrones con carne picada y salsa de tomate
Endivias con queso y anchoas Lentejas con arroz
Salpicón de marisco Arroz con pollo

En cuanto a postres, lo más saludable es un lácteo (yogur líquido, batido de frutas, flan,  cuajada,…) ó una pieza de fruta fresca, sin olvidar que deben ser productos fáciles de llevar.

Para que la dieta sea saludable, la estructura del menú ha de estar compuesta por un 1º plato, un 2º plato con guarnición (o plato único), una ración de 50 g de pan y un postre.

En muchos lugares de trabajo se habilitan zonas con microondas y neveras para calentar y mantener la comida en perfecto estado. Eso si, es necesario asegurarse que el material del “tupper” sea apto para microondas para que éste no se estropee ni se derrita el plástico junto a la comida.


Y así de sencillo es alimentarse de “tupper”, tiene numerosas ventajas y, la más importante, encaja dentro de un patrón alimentario saludable.

 

Call Now Button